Notifications

La historia de un participante exitoso

by Dominique Tosini in Foundational, 13 June 2017, 12:22 PM

Bryan Tapia, es un muchacho de 19 años, estudiante de la carrera técnica de computación en el Instituto Sagrado Corazón de Jesús de Chiclayo.

Bryan, como cualquier muchacho de su edad, tiene la urgente necesidad de empezar a generar recursos para ayudar económicamente a su familia. Sentía una fuerte presión en iniciar algo que le diera la seguridad y la tranquilidad que tendría una vida sin problemas económicos.

Bryan vio como una excelente alternativa seguir la carrera policial, pues significaba un ingreso seguro. No logró ingresar por lo que se puso a trabajar como “jalador” de un stand de reparación de celulares, trabajo en el que luego ascendió a vendedor y reparador de los mismos. A pesar de todo nunca perdió el deseo de capacitarse para mejorar sus posibilidades de éxito.

Es así como Bryan decide ingresar a la carrera técnica de computación, para mejorar sus habilidades en este oficio. En ese contexto se enteró de que el Proyecto EQWIP HUBS estaba trabajando en su Instituto.

EQWIP HUBS le interesó pues era una oportunidad de capacitarse más, en corto tiempo y obtener constancias que podían ser agregadas en su CV. Luego de asistir a la primera sesión quedó enganchado pues el tema le pareció muy útil e interesante y la dinámica de la sesión le pareció muy divertida. Luego de enterarse de la existencia del fondo de innovación, vio la gran oportunidad de buscar por sus propios medios los ingresos que mucho le hacen falta.

Bryan comenta que él era una persona muy introvertida antes del curso Fundacional, pero aprendió a comunicarse en público, a ser más abierto, a relacionarse mejor con las personas, reconoció que era capaz animar a la gente y a liderar, su autoestima y su confianza se incrementaron significativamente.

Con empleabilidad, pudo mejorar aún más sus habilidades para comunicarse de forma más efectiva al momento de tener entrevistas y mejorar su el diseño de su CV. Recuerda y aprecia mucho los consejos recibidos por su facilitadora (Nicole) quién a partir de su experiencia laboral les ponía muchos ejemplos de lo que significa trabajar para una empresa.

El curso de emprendimiento le ha dado la motivación que le faltaba para iniciar su propio negocio. Pero no solamente eso, si no que le ha dado la motivación para salir adelante en su vida, ahora ve que el emprendimiento en el que está iniciándose es el inicio de una realización laboral y personal en la cual no podía imaginarse hace medio año cuando NO conocía del Programa.

Pero no todo ha sido fácil, las lluvias que sufrió la costa norte peruana no solo afectaron el negocio familiar, sino que incrementó los costos de atender el entrenamiento. Esto por un momento lo hizo dudar de seguir su capacitación, pero la idea de tener la oportunidad de acceder a capital semilla e iniciar su propio negocio lo mantuvieron fuerte hasta que se graduó.

Bryan reconoce que, aunque no gane el premio, él ya ha ganado bastante, se siente una persona mucho más segura para relacionarse en su comunidad, para enfrentar retos laborales y lo mejor sabe cómo iniciar un negocio y se siente bastante motivado a salir adelante por sus propios medios.

Photo of Dominique Tosini

Dominique Tosini